I made this widget at MyFlashFetish.com.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Historia de los discos duros

 Si algo ha evolucionado a lo largo de la historia en la informática, es la capacidad de almacenamiento de los discos duros. Hemos pasado de unos pocos “megas” de capacidad de equipos que ocupaban una habitación entera, a cientos de “gigas” en un aparato que cabe en la palma de nuestra mano. Esta es la historia de los discos duros.

 El IBM RAMAC en 1962, con una altura de 1,83 metros, fue el primer sistema de almacenamiento en discos comercializado de la historia. En 2006 se celebró su 50 aniversario y tiene más o menos el mismo tamaño que una nevera. El de la imagen, es el modelo 350, diseñado y construido en San José, California, en lo que más tarde sería conocido como Silicon Valley. La primera versión ofrecía una capacidad total de almacenamiento de 5 MBytes en 50 platos de 24 pulgadas y sólo disponía de dos cabezales para leer todos esos platos.


  En la siguiente imegen se muestra el tremendo tamaño del plato más grande utilizado para los sistemas dealmacenamiento en disco. Se trata de los implementados en los sistemas Bryant Computer 4240 durante el año 1961. Tiene la friolera de 39 pulgadas y trabajaba en grupo junto con otros 29 platos. La unidad en conjunto pesaba tanto que era necesario anclarla en cemento para que no se descolocara con la fuerza centrífuga de los discos mientras giraban. 
 
Este es el aspecto que ofrecían las salas blancas para la fabricación y ensamblaje de discos durante los años 50 y 60.
En 1973, las unidades de disco comenzaron a desarrollarse con tecnologías de fabricación más pequeñas y variadas. En ese año, IBM introdujo el 33FD Igar, que rápidamente se convirtió en el estándar de discos duros de 8 pulgadas. Fueron utilizados durante un par de décadas en el mercado empresarial. 

Esta imagen muestra claramente la evolución a nivel de tamaño que han experimentado los platos de los discos duros durante un periodo de 30 años, desde los 60 a los 90 aproximadamente.
La unidad de disco IBM 3334 y el módulo de datos (para almacenamiento) IBM 3348, llegó al mercado en 1973 y fue denominada en nombre en clave ‘Winchester’, al igual que el popular rifle norteamericano.

El motivo no era otro que la similitud en la capacidad de almacenamiento/carga de los dos productos. EL IBM 3334/3348 debía tener 30 MBytes de almacenamiento permanente y otros 30 Mbytes de almacenamiento desmontable. El rifle de palanca Winchester se comercializó en 1895 con cartuchos .30-30 y se convirtió en el modelo de caza más popular el continente americano, de ahí que los responsables de IBM decidieran darle ese nombre en clave.

Ésta fue la primera unidad con discos lubricados, de baja masa y ensamblado al vacío. Esta tecnología es ampliamente utilizada hoy en día, aunque en formas más avanzadas.
En 1976, Shugart Associates  unió fuerzas con Wang Laboratories para producir la primera unidad de disco flexible de 5,25 pulgadas, utilizada durante años por IBM y Apple en sus primeros ordenadores personales.
La primera versión tendría una capacidad de 218 KBytes.
En 1981, la japonesa Fujitsu desarrolló la primera unidad de disco de 10,5 pulgadas, denominada F6421 Eagle. Por aquel entonces consiguió todo un récord de capacidad de almacenamiento: 446 MBytes de datos
En 1982, tan sólo un año después del lanzamiento de Fujitsu, NEC entró en escena desarrollando un modelo por encargo para NTT (Nippon Telephone & Telegraph). Se trataba del JS4380OC, con nombre en clave “Patty”. Disponía de 7 discos de 8 pulgadas para conseguir una capacidad de 354 MBytes.
El fabricante Quantum desarrolló la primera unidad de disco montada en una tarjeta que se podía “pinchar” en los sistemas. Ofrecía una capacidad de 10,5 MBytes y una tasa de transferencia de 0,625 Mbytes/s.
Tal es el diseño de esta carcasa que parece un disco duro prácticamente irrompible. Hitachi fabricó en 1988 el DKU-86i, un modelo de 9,5 pulgadas y 8 discos que ofrecía una capacidad máxima de 1,89 GBytes de almacenamiento.
 
SyQuest Technology desarrolló en 1992 el primer cartucho extraíble que contenía un disco duro en su interior. Es el modelo SQ3105 y ofrecía 110 MBytes de almacenamiento.
Se trata de un concepto totalmente diferente e innovador para esa época, ya que permitía introducir y extraer las unidades de almacenamiento fácilmente sin necesidad de abrir los equipos. Esta modalidad sigue muy viva hoy en día en multitud de variedades. La más extendida, los discos duros externos con conexión USB. 
El fabricante iOmega desarrolló las unidades Zip a principios de los 90 con una finalidad principal: reemplazar a las obsoletas disqueteras de 3 1⁄2 con cartuchos capaces de albergar 100 Mbytes. En 1995, ya como parte del gigante del almacenamiento EMC, iOmega lanzó el Jaz, la primera unidad de cartuchos de 1 GBytes, lo que supuso una verdadera revolución a nivel de capacidad, pero no así de ventas, ya que no obtuvo el apoyo esperado de la industria informática. 
 
A finales de los 90 los fabricantes comenzaron a centrarse en otras características además de la capacidad. Es el caso del rendimiento de entrada y salida de los datos, que hasta ese momento se conformaba como un verdadero cuello de botella. En 1997, Seagate lanzó el ST19101 Cheetah, capaz de girar a 10.000 rpm y ofrecer una capacidad de 9 GBytes en 3,5 pulgadas. Su tasa de transferencia se elevaba hasta los 22 MBytes/sec y estaba enfocado a los grandes sistemas.
  
Justo un año después, en 1998, Hitachi contraatacó a uno de sus máximos rivales con el modelo DK3E1T, prácticamente con la misma capacidad (9,2 GBytes) pero capaz de girar 12.000 veces encada minuto para conseguir transferencias de 27 MBytes/sec. Además redujo el tamaño hasta las 2,5 pulgadas, lo que también significaba un importante ahorro energético.
En 2000, Seagate seguía su proceso de innovación duplicando la capacidad del anterior Cheetah. Se trata del modelo X-15, cuyo nombre provenía del cohete experimental de la NASA que en la década de los 60 batió todos los records de velocidad y altura.

El Cheetah X-15 era capaz de girar a 15.000 rpm y mover datos a un ritmo de 61 MBytes/sec.
Hitachi tuvo el honor de mostrar en 2005 en disco duro más pequeño del mundo, con tan sólo una pulgada y un solo plato. Nos referimos al GST Microdrive 3K8 y ofrecía una capacidad de 8 GBytes, así como una velocidad de transferencia de 33 Mbytes/sec.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada